Bendecidos en Cristo Jesús

Vemos con asombro el propósito de Dios para el creyente. Fuimos escogidos antes de la fundación del mundo para ser santos y sin mancha delante de El. Cuando llegó el evangelio a nuestras vidas, Dios conocía lo peor de todos nosotros. El tiene que trabajar en nuestras vidas para que seamos transformados. Tenemos un ejemplo en la vida de Pedro. El amaba al Señor con un corazón sincero, pero en su propia fuerza no pudo ser fiel. Negó a Jesús tres veces. Su corazón fue quebrantado y Jesús restauró esa vida pidiéndole que pastoree sus ovejas. Lo que le estaba pidiendo es: “dame hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos”.


Efesios 1:3-5 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

Featured Posts
Posts are coming soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square